El esperadísimo tercer largo de Viaje a 800 supone una fantástica y triste noticia al mismo tiempo, por un lado el disco es una pasada. A la altura como mínimo de los fabulosos Diablo Roto de…(2001, Alone Records) y Estampida de Trombones (2007, Alone Records) pero lamentablemente supone el canto de cisne de la banda de Algeciras. Acostumbrados a nadar contracorriente, negados ante una fortuna más que merecida, un grupo que debería ser referente en la escena musical no ya nacional, ¡europea! y que por contra se ve obligado a cesar su actividad. Ya se hablará de ellos como grupo de culto, ya se recordarán sus conciertos como míticos, pero señores, Viaje a 800 hoy por hoy son una de las grandes perlas del rock, son una realidad y si esto se acaba, disfrutémoslo.

Coñac Oxigenado consta de cinco cortes, casi una hora de vibrante música y sensacionales emociones, todo un repaso no ya sólo al Stoner más genuino, aquí hay hard rock, progresivo, psicodelia, rock andaluz, heavy, blues sureño de más de un sur, música que traspasa estilos, fronteras y épocas, 70’s, 60’s 90’s, hoy… Un muestrario atronador de buen hacer y unas composiciones para sumergirse en cuerpo y alma.

El primer tema, la explosiva «Oculi Omnium in te Sperant Domine»  y  sus 12 minutos y pico podrían haber sido fácilmente firmados por los Black Sabbath de la época del Vol. 4 junto a los Triana del Patio mientras Ozzy se tomaba unas tapas, pero no, porque estos riff poderosos, esas colosales jams, estas contundentes y arrolladoras baterías, ese bajo quebrantahuesos y esa hipnótica y casi mística voz son cosa del ahora trío algecireño. Semejante pistoletazo de salida supone una nueva cota de la grandeza de los Viaje a 800 y es perfecta carta de presentación de lo que vamos a encontrarnos a lo largo de este trayecto bañado en rico Coñac Oxigenado. Culpa, castigo y redención que tan sólo puede encontrarse en la muerte arropadas por oscuras, desafiantes y pesadas atmósferas. Música en perfecta sintonía con los tiempos de desasosiego, incertidumbre y auténtica malafollá que nos ha tocado vivir.

«Ni Perdón ni Olvido» es una corrosiva y directa bestialidad de tajante personalidad, un temazo con una letra brutal y atormentada «…quiero saber si en tu vida lograrás arder, suicidando viejos sueños podrás entender…». Tremebunda canción a la que le sigue la no menos impresionante y bella «Eterna Soledad» unas delicadas y obsesivas acústicas van presagiando una oscuridad aterradora, cascabeleos mortales, una opresiva calma adornada con mandolinas que dará lugar a una rabia visceral, quizás no tan depredadora como la de «Ni Perdón ni Olvido» pero igualmente imprescindible y necesaria, nada de chulería ni aires de superioridad que son los ingredientes con los que las bandas de medio pelo cubren su falta de arrojo, no, rabia, sentida y justa rabia. Pura rabia, en estos tiempos que corren no hay que andarse precisamente cortitos de ella.

«Tagarnina Blues» por supuesto también viene empapadita en rabioso coñac. Clase y alma, como si de unos oscuros y áridos Pink Floyd se tratase, hay tantos ángulos y recovecos magistrales en esta canción, en este disco, en la obra de esta banda. Redios, Andalucía está perdiendo una banda de las que realmente importan…

Cierra la obra completando un repóker de excepción una versión «What’s Going On» de la banda australiana Buffalo. Catorce minutos y pico de excitación con un pasaje instrumental asombroso que suponen el broche de oro a una trilogía discográfica sencillamente perfecta, sin parangón en este país. Hay una gira de despedida en ciernes, si tienen ocasión no se los pierdan por lo que pueda pasar. Servidor tuvo la suerte de verlos en la granadina sala Tren en una velada fabulosa, acompañados por otros grandes grupos nacionales como Orthodox y Moho, mágica noche donde Viaje a 800 me demostraron ser algo excepcional. Este año los reyes me salen a devolver pero si pudiese pedir algo sería como mínimo un concierto de Viaje a 800 al que pueda asistir. Hasta siempre. Eternos Viaje a 800.

«Ni Perdón Ni Olvido«. Rabia según Viaje a 800

Texto y foto por mED Vega.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!