Uno de los descubrimientos que con más recelo guardo en los últimos años es Born Again in the USA, 2º y hasta ahora último disco de Loose Fur, uno de los muchos proyectos paralelos en que se ha involucrado Jeff Tweedy. A diferencia del desprejuiciado Americana All-Stars que era Golden Smog (WilcoJayhawksReplacementsSoul AsylumBig Star), el sonido de Loose Fur era espacioso y claro, una delicia guitarrera.

La misma sensación de pequeño secreto me produce este Grownass Man que como aquél, está editado por un power trio, pues The Shouting Matches es el nombre que une a Justin Vernon desde hace una década con Brian Moen (Peter Wolf Crier) y Phil Cook (un tercio de Megafaun y antiguo compadre de correrías en DeYarmond Edison).

Tras el éxito arrollador al frente de Bon Iver y la gira de presentación de su 2º disco (2 premios grammy decoran su casa), Vernon volvió a reunirse con sus viejos amigos para desmelenarse en largas jams sin gran pretensión. Lo que parecía una mera comunión terapéutica y vacacional acabó por dar, esta vez sí (apenas 2 canciones en 2008 en un EP llamado Mouthoil) verdaderos frutos en formato grande.

Para los fans más radicales de Bon Iver las canciones que se alojan en Grownass Man resultarán vulgares y clásicas por no contener por un lado las altas dosis de épica en mil capas y por otro el peculiar falsete de su cantante. Para devoradores de sonidos (afro)americanos como el blues o el gospel, y electricidad valvulera, el disco será una sorpresa de lo más agradable. Un caramelo inesperado, viniendo de quien viene, en este 2013.

Growness Man es un pequeño muestrario de coqueteos con el blues del delta («Milkman«, «3 dollar bill«) y cópulas donde el trío da rienda suelta al sureño que llevan dentro («Mother, When«, «Avery Hill«). Apenas se valen de armónica y bajo en algunos ejemplos de libro como «Heaven Knows«, donde se ejercitan a la minimalista manera de los Black Keys. Solo hay que echar un ojo a Youtube para ver como disfruta Vernon en su pasada actuación en el festival Coachella.

El poderío melódico con que nos tienen acostumbrados en sus otros proyectos asoma aquí, y de qué manera, en la saltarina «New Theme» y la bonita «Seven Sisters» (ambas más próximas a la órbita de los hermanos Cook en Megafaun). Además, cierran la puerta con esa balada empapada de sensualidad soul, todo un clamor, llamada «I need a change«.

Para el final me dejo «Gallup, NM». Una canción tan enorme e intensa que remite directamente a los mejores pasajes de Neil Young. Algo así como mezclar «Albuquerque» con «At Least That’s What You Said» de Wilco. Maravilla de copla que justificaría por sí sola la existencia de este álbum y de este bendito entretenimiento de Vernon y cía, de no ser porque, en su totalidad, Grownass Man es un señor disco.

Gallup, NM

Texto e ilustración por Barce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!