Comienza el séptimo disco de The Drones con una sinuosa y retorcida melodía de guitarra y sintetizadores y en seguida se hace evidente que el giro de timón implorado con el sorprendente single “Taman Shud” no es algo puntual, sino, por fin, una realidad completa. O deberíamos decir más bien una pesadilla, un mal viaje. El mordaz y enjuto Gareth Liddiard nos da la bienvenida con un nada casual “the best songs are like bad dreams” y comprobamos que tanto la producción como la rítmica, el speech y la búsqueda de sonidos y armonías en este álbum tienen que ver con una forma de concebir el rock como arte, en un intento de desprenderse de toda connotación tradicionalista o superflua y darle una vuelta de tuerca a su música de forma abrupta y coherente con el tiempo en que vive, y de paso romper con todo prejuicio, cliché o etiqueta.

No esconden entre sus referentes a divinidades del género pero nunca antes habían hecho uso de la electrónica

No esconden entre sus referentes a divinidades del género como Bowie, Television o Einstürzende Neubauten pero nunca antes habían hecho uso de la electrónica como en “Boredom”, una incursión esquizoide en la pista de baile, o sonado tan pop como en el caramelo envenado de “Sometimes”, con una Fiona Kitschin igualmente lúcida e inspirada. La comparación con Bowie no es baladí, escuchen sino “Tailwind” y traten de convencerme de que la pieza no podría pertenecer al último trabajo del músico londinense.

Lo mejor es que después del concienzudo trabajo de producción en ese afán por experimentar y salirse del tiesto, con este disco, paradójicamente, podrían ampliar su público sin dejar de sonar a la banda de Melbourne en ningún momento. Ni siquiera en el terrorífico final de “Shut Down SETI“, pues no se me ocurre nadie mejor que ellos para apelar a la conciencia con mordiente y clarividencia: “si hubiera espejos en el cielo, entonces deberíamos cerrar SETI”. O lo que es lo mismo, antes de buscar inteligencia extraterrestre deberíamos preguntarnos si existe en nuestro planeta.

Boredom

Texto publicado originalmente en Revista Rock I+D
Ilustración publicada originalmente en RUTA 66

The Drones - Feelin' Kinda Free (2016, TFS Records)
4.9Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR