Death Song supone el quinto largo de los Black Angels. Una vuelta de tuerca al sonido primigenio de los tejanos sin dejar de lado una evolución coherente y constante. Death Song es, probablemente, el mejor disco que han parido desde Passover y su título, quizá, aquel con el que llevaban soñando desde la primera vez que escucharon a la Velvet Underground o tomaron su primera buena dosis de reverb.

Profetas alucinados y empapados en 13th Floor Elevators, Doors, Morgen, Velvet, Stooges, Joy Division, Jesus & Mary Chains, Pink Floyd y casi cualquier sonido capaz de hacerte traspasar membranas de percepción, The Black Angels vuelven a acertar de pleno. Rezumando personalidad y carisma pese a los ecos del pasado. Sonando actuales, vivos, incómodos, tajantes y peligrosos.

La Black Angel’s Death Song atrapa la belleza escondida en un mal viaje de ácido. Envenenada, adictiva, envuelta en una oscura atmósfera, pero reveladora y vibrante.

Abren fuego con una Currency que en sus cinco minutos y poco resume a la perfección lo que han sido, lo que son y hacia donde van los Black Angels. Guitarras cavernosas y llameantes, la voz chamánica y desafiante de Alex Maas, bajos marcados en cemento y azufre, desquiciantes cambios de ritmo que describen espirales y dibujan visuales caleidoscópicos ajedrezados. Un viaje de DMT en escala de grises.

I’d Kill for Her incendia y retuerce la psicodelia de los DoorsHalf Believing es un hipnótico lamento envenenado. Comanche Moon es una feroz sacudida. Miedo, violencia, malos espíritus y lucha contra ellos a cada guitarrazo. El disco entero viene poseído por una amenazante atmósfera. El disco entero representa una batalla que se libra para convertir la oscuridad en luz. Luz que se nos aparece finalmente con Life Song, donde parecen invocar a un Cohen imposible y la atmósfera muta a pacífica, fría y quebradiza.Death Song

Colores que bailan, realidades enfrentadas, espacios tridimensionales a explorar, el tiempo cuestionado y el Apocalipsis a la vuelta de la esquina. The Black Angels se erigen como una banda que, como ninguna otra hoy día, ha traído al presente esas sensaciones, percepciones y sentires que tenían las grandes bandas 60’s y 70’s. Aquellas que parecían saber algo más que los demás y sugerir y evocar mundos reservados a aquellos que se atrevían a mirar más allá. Aunque ese más allá se encuentre dentro de un espejo.

The Black Angels – Currency

Med Vega (“I’ll see you on the other side”).

WE ENCOURAGE YOU to rethink your preconceived notions, question authority, and create other methods for survival.

The Black Angels - Death Song
4.7Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies