Un día escuché “¡Amaroses!” “¿Qué?”, ¡¿Quién?! Me lo explicaron y pensé: “Bueno… ¡espero escucharlos! Espero saber, conocer, desear…”. Pasan días, meses y se cumple. El deseo absoluto. Mi oído y mi puta oreja encogieron ante el sentimiento. ¡Sensibilidad escuchando! Después de tantos años, volví a sentir, a vivir, a seguir siendo todo lo que siento.

En palabras de Manolo Hernández, escritas de amanecida y entregadas a su amigo Félix Henríquez (batería The Amaroses) como regalo, esclarecen la realidad de una banda que desde el sur de Europa, concretamente desde las Islas Canarias se hacen sentir como en la ciudad esmeralda del noroeste estadounidense.

Al puro estilo Grunge de Seatle con claras influencias de su música y todo lo que conlleva ponerse este traje de desapego y rebelión con dosis de clase encima de un escenario irrumpen The Amaroses. Llevando a todas partes el modo Amarroso de sentir la música, gracias a su mentor espiritual, el Señor tristemente fallecido Manolito Pozí y su recurrente Amarrosa.

Su música se desenvuelve entre el rock alternativo de los 70 y 80 recordando por momentos tanto a Soundgarden o Black Sabbath como a Sonic Youth, caracterizadas por la prodigiosa y potente voz de la carismática cantante Demelza.

The Amaroses es una banda con un excelente directo, fuerte y demoledor, que de la mano de la exuberante voz de su vocalista contagia a los presentes y los lleva por unos terrenos desconocidos haciendo que sus interiores se pierdan en un mundo de lujuria, desenfreno y diversión absoluta, al mismo tiempo que insufla esa dosis de locura aliñada con momentos de dulzura.

The Amaroses significa divertirse, de hacer música de manera natural, sin preocuparse por tendencias o etiquetas, es el resultado de la unión de cuatro músicos expresando su manera de ver este arte. Todo empezó a principios de 2008, cuando dos amigos, Rodrigo y Dao, respectivamente, guitarrista y programador, conocieron a Deme, en Las Palmas de Gran Canaria, y resolvieron crear algo nuevo, mezclando la potente voz de Deme, la eletrónica de Dao y la guitarra (y mente) sucia de Rodrigo.

Tras haber dedicado 2009 a darse a conocer por Gran Canaria en formato acústico, el dúo decide buscar dos componentes más para empezar a tocar en eléctrico. Tras las incorporaciones de dos músicos de vasta trayectoria a la batería (Félix Henríquez) y al bajo (Coré Ruiz), el renovado proyecto The Amaroses comienza a dar que hablar. El público y los medios destacan siempre su puesta en escena y la potencia de su directo. Tras alzarse en 2010 como ganadores del concurso de bandas más importante de Canarias, La Caja Sonora, el cuarteto se consagró casi instantáneamente a nivel popular. La inmejorable acogida de su segundo EP, ‘Creating The Monster’, y de su primer videoclip (para la canción ‘Dirty House’), llamó la atención de medios especializados como Radio 3 o MondoSonoro.

Ahora una nueva aventura comienza para la banda, que a principios de 2014 tiene previsto lanzar su primer disco de larga duración con 13 canciones grabado en directo y que pretende irrumpir con fuerza en el panorama nacional e internacional. Para ello, la formación gran canaria ha grabado un disco que lleva por nombre  ‘Sólo los muertos estarán a salvo’ que con la base de batería, bajo y guitarra se nutre de instrumentos como el Arpa de boca Nepalí, Maracas, kasuleitor y Chacaras originarias de la isla de El Hierro.

Sin más, un trocito de la música de The amaroses con su primer videoclip “Dirty House

Texto por Eduardo Viera y fotos The Amaroses

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies