Cuando vemos Nashville en las noticias, en los periódicos, es obvio que la ciudad es muy conocida por su música, y especialmente por su música country. Sin duda, prácticamente es la capital mundial del country. Las leyendas grandes del género comenzaron aquí, Johnny Cash, Waylon Jennings, Hank Williams, la lista continuaría eternamente y sigue creciendo para el futuro hoy en día. Un nombre que debe ganarse un sitio en esa lista es Sturgill Simpson.

Con respecto a su música, el Sr. Simpson comenzó fuera (pero cerca) de Nashville, en Kentucky, con un potente trio de country-rock, Sunday Valley. Con Simpson al timón, actualmente se puede oír su voz, distinta, furiosa y su guitarra rabiosa – ambas permanecen y se muestran muy fuertes- con su nuevo grupo, simplemente llamado Sturgill Simpson.

En la música country de Nashville hay mucho conflicto. Por ejemplo, actualmente hay estrellas como Taylor Swift y Blake Shelton, los íconos de pop-country. Y también está el grupo de los demás, los outlaws, tocando country que no cabe dentro de los limitaciones de música como empresa. Estos dos grupos han crecido de la influencia de los progenitores del country, y ambos reclaman que ellos son la verdad. Son dos lados de una moneda y Sturgill Simpson se mantiene firme rodando en el canto.

High Top Mountain – el debut disco de Simpson, salió en 2013. Los temas son leales a los del country clásico: amor, pérdida de amor, la vida simple, la vida de un músico y el estado del country actual. La primera canción, “Life Ain´t Fair and the World is Mean” comienza con un breve diálogo con un hombre del sello discográfico:

Well that label man said son now can you sing a little bit more clear

Your voice might be too genuine and your song´s a little too sincere

Can you sing a little more about outlaws and the way things used to be

He told me you just worry about writing them songs and leave

everything else to me.

El estado de música country hoy está en lucha y transición. Y Simpson se da cuenta de esto, aunque parece que a él no le importa, lo que importa no es la fama, es simplemente tocar. En la última línea dice:

Won´t hear my song on the radio cause that new sound´s all the rage

But you can always find me in a smokey bar with bad sound a dim lit

stage.

Y eso es lo que ofrece el disco.

La siguiente quizás sea una canción autobiográfica. Después de dejar el ejército, Simpson trabajó para el sistema de ferrocarriles, y nos habla de ello en “Railroad of Sin“, con más fuerza y velocidad. El disco va como un tren, apilando energía. En las baladas “Water in a Well” y “Hero“, tal como el resto, resuenan ecos de Waylon Jennings y de otros sonidos del country clásico. Aunque la música está firmada bajo el nombre de Sturgill, el compositor tuvo una importante ayuda a la hora de crear su sonido. En general, High Top Mountain tiene un sonido muy distinto y único, con el inconfundible aroma a Nashville. Nashville, una ciudad conocida por producir discos históricos e influyentes, todavía es hogar para muchas de estas personas que estaban ya aquí desde el principio de la música country.

Las partes de piano en este disco fueron proporcionadas por Hargus “Pig” Robbins –  pianista ciego muy famoso que ha tocado con prácticamente todo el mundo: George Jones, Bob Dylan, Neil Young, Merle Haggard, entre otros. Robby Turner (Waylon Jennings, Marty Stuart, Paul Simon) también ofreció su ayuda con la steel guitar, osea que no falta ni un ápice de talento en este disco.

Con doce canciones, la primera obra de Sturgill Simpson es simplemente redonda, uno nunca se aburre. Una mezcla de baladas y ritmos rápidos, la producción es prístina de arriba a abajo. Aunque está teniendo éxito y en buena compañía, Simpson se mantiene humilde, yendo con humor seco sobre su vida como artista floreciente. Habla de esto mismo en la canción “You Can Have the Crown“, mientras intenta relacionarse con el hombre común:

Well, I been spending all my money on weed n’ pills

Trying to write a song that’ll pay the bills

But it ain’t came yet so I guess I’ll have to rob a bank

y el estribillo

I sing em real pretty, I sing em real sad

All the people in the crown say he ain´t half-bad

They call me King Turd up here on Shit Mountain,

If you want it you can have the Crown.

Como el disparo de una pistola, parece que Simpson va a toda velocidad y no entra en sus planes pisar el freno. El año pasado, tocó en el famoso Grand Ole Opry y hizo giras por el país acompañando a Dwight Yoakam,  también pasó tiempo en el extranjero, en el Reino Unido. Y ahora, se espera su segundo disco, Metamodern Sounds in Country Music, que está programado para salir en mayo. Os dejo con su nuevo video. La canción, “Turtles All The Way Down“, es una vuelta aguda de las de High Top Mountain. Sturgill ha tirado la botella y por contra sacó su pipa del cajón. En adición a los efectos visuales, el cantautor está cantando sobre drogas, tortugas, y Jesús. ¿Qué coño es eso, no? Pues, escúchalo y notarás la nueva ruta de Sturgill Simpson. En esta canción, todavía predomina su fuerte voz, pero la música en general es suave, muy distinta a lo rápido y rabioso del disco anterior.

Según leí, en este disco Simpson cambió los veteranos músicos por los hombres que tocan con él en vivo, pero la producción y el talento todavía son los mismos. Con muchas ganas de escuchar el disco en su totalidad, les garantizo que esta canción continua donde High Top Mountain termina, y si es como el resto, el disco nuevo será otro salvavidas para la música country actual.

Texto por Jonathan Beam

Ilustración por Zorro de la dehesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!