Los Sonics, los tremendos y legendarios Sonics en la Sala El Tren, madre mía de mi vida…hay cosas que te las cuentan hace poco tiempo y no las podrías creer jamás, hay cosas que parecen increíbles aunque ya las hayas vivido. Hablar de los Sonics es hacerlo de una de las bandas más influyentes del garage, el punk, el grunge y la música alternativa en general pero quién piense que ir a ver a estos absolutos mitos se reduce a rendir pleitesía a unos señores mayores mientras intentan defender un legado histórico de la forma menos sonrojante posible se EQUIVOCA de todas todas. Porque la pasión e incluso la energía no saben de edad y para incendiar un local no necesitas de aspavientos, saltos o posturitas.

La voz de Jerry Roslie sigue poseída por el demonio y no duda en rompérsela cuando la ocasión lo pide, sexagenario y con un transplante de corazón a sus espaldas pero con el bicho del Rock & Roll más vivo que nunca y por su parte Larry Parypa abrumando con el crudísimo sonido de su guitarra, tan descarnado y contundente como en los discos, con estas premisas y el cancionero de categoría que manejan el resultado fue sencillamente MEMORABLE.

La formación actual incluye a otro miembro original, Rob Lind, al saxo, voz, armónica y sentido del humor, al batería Ricky Lynn Johnson y a Freddie Dennis, bajo y vozarrón.

Un repertorio de ensueño formado por una colección de joyas propias eternas y un puñado de versiones incontestables como el «Louie, Louie» con el que arrancaron, el clásico de la Motown «Money«, el «Have Love, Will Travel» con el que hicieron despegar al público que no se había rendido de primeras, «I Don’t Need No Doctor«, «Cinderella» o el «Keep A Knockin’» de Little Richard. Si encima temas recientes como «Cheap Shades» o «Vampire Kiss» no desentonan junto a sus clásicos de toda la vida la cosa se pone muy seria, que estamos hablando de temas como «Boss Hoss«, «He’s Waitin’«, «You’ve Got Your Head on Backwards» o «Psycho» por satán…

Unos 90 minutos que parecieron un suspiro por lo vibrante de la actuación, por lo mágico del ambiente, lo insuperable de las canciones y el sonido, qué sonido… Ese sonido rugiente y crudo, empapado en energía, oscuro, peligroso y altamente inflamable. Increíble. El bis fue una auténtica y sorprendente bestialidad. Medio dejaron el escenario tras «Psycho» y volvieron enarbolando una versión apabullante del «Keep On Rockin’ In The Free World» de Neil Young, absolutamente irresistible y, ni que decir tiene, que contó con la inestimable colaboración de las almas que allí disfrutábamos de tan inolvidable noche. Si a eso se le añade un cierre, un tremebundo fin de fiesta con «Strychnine» y «The Witch» difícil se hacía irse de la Tren con palabras y la cabeza en su sitio. Cuando la realidad parece un sueño, cuando lo vivido parece increíble, eso que se siente debe ser F E L I C I D A D. ¡Larga vida a los Sonics!

The Sonics: Louie Louie ·  · Cinderella · Money · Dirty Robber · Have Love, Will Travel · Vampire Kiss · Keep A Knockin’ · Cheap Shades · You’ve Got Your Head On Backwards · Boss Hoss · Bad Attitude · I Don’t Need No Doctor · He’s Waitin’ · · Psycho · BIS · Keep On Rockin’ In The Free World · Strychnine · The Witch

Med Vega (Bring back the Sonics!)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!