Hay historias que merecen la pena ser contadas y sin duda la de Sixto Rodríguez es una de ellas. Una historia donde se abrazan las más sanas y bellas emociones, donde una realidad que supera a la ficción vive en perfecta armonía con la magia, donde hay poesía, mucho talento, melancolía, un ligero poso de tristeza que siempre aporta belleza pero que no hace flaquear una inquebrantable honestidad y humildad. Hay esperanza y sacrificio, hay sueños y despertares, hay ilusión, amargura, la dichosa fortuna y esa moneda con su cara y su cruz…y justicia, tardía, pero justicia al fin y al cabo.

Searching for Sugar Man es eso y muchísimo más. Un documental que no sólo recoge la increíble historia del bueno de Sixto Rodríguez y la hermosura de su desgraciadamente ignorada obra, también muestra la pasión de aquellos invencibles y fervientes amantes de su música que repararan una injusticia que se extendía ya por 40 años. Si en su día nadie se paraba a escuchar sus canciones y cayeron en el olvido, ahora el mundo entero le está observando. Searching for Sugar Man fue un éxito en Sundance, es una de las nominadas a los Oscars como mejor documental y es una historia susceptible de enamorar a todo aquél que tenga un corazón en su pecho, que ame la vida y al que la música le despierte un mínimo de sentimiento.

Sixto Rodríguez, compositor y músico de Detroit que publicó dos grandísimos discos en los primerísimos 70, Cold Fact (1970) y Coming From Reality (1971) lo tenía todo para haber sido un referente dentro del panorama musical, sus canciones eran y son bellísimas, dotadas de una personalidad única, sus letras no tienen nada que envidiar a las de Dylan, la magia que era capaz de tejer sus composiciones inmensa y la dulce melancolía y la punzante tristeza que empapaban esas pequeñas obras de arte empatarían como mínimo a las de todo un Nick Drake. En cambio, lo que le deparó el destino durante décadas fue la casi total y absoluta indiferencia del público, un estrepitoso fracaso comercial sin paliativos, en palabras de Clarence Avant (fundador del sello discográfico Sussex, antiguo ejecutivo de Motown y todo un referente dentro de la industria discográfica) «Vendió 6 copias en Estados Unidos». ¿Las razones de tan cruel fortuna? Se mencionan varias posibilidades: ¿era demasiado político? ¿influiría su timidez a la hora de actuar en público? ¿mala suerte? Lo que sí es seguro es que los Estados Unidos de los 70 no resultarían ser el lugar ni el tiempo para su música, no, eso estaba reservado para la Sudáfrica en el momento que sufría el punto álgido del apartheid. Cómo llegó una copia de Cold Fact al país donde Iniesta empezó a repartir kalises es una incógnita. La virulencia con la que se expandió su música y triunfó pese a la durísima censura que padecía el país, algo sencillamente inaudito. Llegó a vender millones de discos, a ser más grande que los Stones o Elvis, a ser la voz de una generación que luchaba contra la injusticia, a ser la inspiración de un movimiento musical. A ser inmortal pese a las contradictorias y escasísimas informaciones que tenían en Sudáfrica al respecto. Cold Fact era puesto a la altura de Abbey Road o las obras magnas de Simon & Garfunkel. ¿Por qué esto nunca llegó a oídos de Rodríguez en un lance del destino que podía haber cambiado su vida? El hermetismo cultural, político y social que padecía Sudáfrica justo en esos días impedía que músicos sudafricanos actuasen fuera, ya ni mencionar que Rodríguez hubiera podido girar por allá. Para crearse una imagen del cuadro completo puede ser una buena idea pegarle un vistazo al documental Under African Skies donde se recogen los múltiples problemas políticos que le supusieron a un más que consagrado y estelar Paul Simon la grabación y la inclusión de músicos y músicas tradicionales sudafricanas para su Graceland y eso que ya era a mediados de los 80. También es evidente, volviendo al caso de Sixto, que alguien se embolsó dinero que nunca llegó a los Estados Unidos.

Igual quizás he destripado más de la película de lo aconsejable pero teniendo en cuenta el anuncio del cartel del Primavera Sound 2013 que tuvo lugar hace un par de días, de su más que posible presencia en Glastonbury o Coachella y de que los Oscars están a la vuelta de la esquina no me apunten a mi el spoiler y disculpen las molestias.

He de mencionar aun cuando no aparece en el documental que el DJ norirlandés David Holmes reivindicaba la música de Sixto Rodríguez hace más de una década. De hecho puede encontrarse una muy respetuosa «Sugar Man» en su disco Come Get It I Got It (2002).

Historias así son una auténtica delicia y ofrecen un halo de cálida esperanza a una época tan gris y fría como la que estamos atravesando. No quiero dejarme embriagar por la tristeza, pero da auténtico vértigo pensar en la gran cantidad de talentos desaprovechados, ni siquiera hay que irse a tiempos de guerras o hambrunas. Hoy día, ahora mismo, hay muchísimas personas que no pueden hacer lo que realmente aman en la vida. Maldita sea.

No quiero dejar pasar la oportunidad de volver a un punto que ya he comentado antes, el poder de los fans. Los fans de Sixto hacen posible no sólo esta película, también la resurrección artística de Rodríguez. Si nos detenemos en otros recomendables documentales del mundo del rock como son el de Anvil! o Last Days Here sobre Bobby Liebling de Pentagram, son los fans y su amor por la música los que insuflan aire nuevo a esas formaciones. Así que si tenéis una banda o tenéis un talento artístico pero no disfrutáis del éxito que merecéis, por favor, no olvidéis nunca tratar a los que demuestren aprecio por vuestro arte como si fueran un tesoro, porque es lo que son. E igual os acaban haciendo un documental cojonudo.

Os dejo con la irresistible «Cause» del maestro Sixto Rodríguez:

Eterna gratitud a mi amigo Asensio por darme a conocer esta música.

Texto por mED Vega.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!