El cuarteto sevillano es un fenómeno en sí mismo desde su génesis, apostando, cuando pocos sabíamos qué leches era aquello, por la descarga gratuita licenciada por Creative Commons. Sacudieron a todo quisqui a base de un cancionero de debut que, aunque todavía se estaba haciendo a sí mismo, sonaba fresco, valiente y originalísimo. El boca-oreja y la cercanía que permite un solo click  hicieron posible que el animal se hiciera cada vez más y más grande. La prensa ilustrada se acabó coscando de que lo que Dani, Pablo, Darío y Javi tenían montao en Sevilla no era guasa, sino todo lo contrario.

El segundo disco (producido con maestría por el imprescindible Raúl Pérez) les consolidó y forjó una personalidad arriesgada y nuevas voluntades estéticas que a los cuatro días les había entregado a la masa tendenciosa como la banda de moda. Pero amigo, estos Pony de tontos tenían (tienen) poco. Sabían perfectamente de lo que eran capaces y no se dejarían seducir por el perfumado roneo de tan pagado de sí mismo star-system. Para colmo acabarían sacándose de la manga Fiera, proyecto paralelo imaginado por Pablo Peña, que supuso una severa hostia a los creían poder domesticar a los sevillanos.

Con el anuncio del tercer disco lógicamente se disparó la expectación y la cosa parecía irse de madre cuando «El político neoliberal» llegó a la pantalla de nuestros ordenadores como adelanto. Los Pony han vuelto sin cambiar su modus operandi: descarga gratuita, grabación con Raúl Pérez en La Mina y edición digital (más posterior en vinilo) con su propio sello El Rancho Casa de Discos. Más variado y sorprendente de lo que en su día fue Un gramo de Fe, De Palmas y Cacería es un lote excéntrico, por momentos disparatado y en todo caso atrevido. Con la economía nacional hecha unos zorros no era de extrañar que nos íbamos a encontrar con un disco político, y que lo esbozado en «Super-Broker» explotaría esta vez en todas las direcciones. Esto sucede en esa crítica abierta a la impunidad del ex-vicepresidente norteamericano que es «Cheney» (aunque uno desearía que el dardo fuera más envenenado aún dirigiéndolo a un apellido de la crónica política española) o en el demoledor inicio de «Turista ven a Sevilla«, brutal paseo por la Híspalis prototípica deseada por Zoido, aquella del color especial del 92, que incluye guiños tanto al reclamo flamenco de postal como a las melodías de los ChanclasTurista te queremos, tú traes el dinero»).

Por lo demás, Pony Bravo entregan otra coctelera de heterogéneos ingredientes sonoros (Talking Heads, Devo, Dub Narcotic Sound System, ESG…), nuevos nombres insuficientes para explicar las ambiciosas intenciones de semejante criatura tan ajena a estándares rock. Hedonismo, mala leche y un gamberrismo de rítmica ineludible pensada para un directo que se antoja cachondo y disfrutable como pocos. Momentos delirantes como «Ibitza» (muy del rollo DFA), «Eurovegas» (vacaciones en el mar chanante) o «El político Neoliberal» son descarados ejercicios contra la indiferencia. Más manteca encontramos en «Mi DNI«, radiografía meridiana de la absurda y farlopera escena indie pervertida por el compadreo y la felación, que ratifica su condición de banda libre y esquiva, mentando sin remilgos a Mushroom Pillow, Rockdelux, Paco Loco o Mondosonoro. Musicalmente mi favorita es la «Guajira de Hawai«, brillante adaptación de una canción popular elevada desde ya al olimpo de su discografía, dada su condición atemporal. Por lo demás y con la duda de si, precisamente, esa condición coyuntural de gran parte de sus textos diluirá su impacto con el paso del tiempo, solo puedo subir el volumen del portátil mientras llega el LP y bailotear al son de De Palmas y Cacería, garantía de deleite, una vez más.

El Político Neoliberal

Texto e ilustración por Barce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!