Una vez superado el susto inicial que puedan provocar los guiños, homenajes o como se les quiera llamar, There’s a Man with a Gun over there se presenta como una propuesta distintiva cuyo mérito principal reside, a primera vista, en la secuenciación correlativa de temas, enlazados entre sí y solo separados por el silencio que separa la cara a de la b.

Habrá quien no supere ese susto del que hablamos, cosa que entiendo (algo parecido pasaba con el anterior Arthur & the Writers), pero en mi opinión se perderá un disco magnífico. Para el caso de Niño y Pistola y su cuarto lp la cosa va mucho más allá. No es fácil pasar por los lugares que en el pasado han transitado tus ídolos y salir victorioso. Si rascamos un poco descubrimos que el secreto está en un material compuesto con exquisito buen gusto y brillantemente ejecutado. Sabiendo incrustar pequeños fragmentos de otras canciones en las suyas propias y desplegar un tapiz donde se dan cita, como si de un festín se tratara, los grandes nombres de la música norteamericana de aquellos gloriosos años. Escuchando el disco no es difícil imaginar al quinteto (ampliado para la ocasión por el ubicuo Charlie Bautista – piano y teclados – y Álvaro Lamas – lap steel-) pasándolo pipa mientras lo componían y grababan en los estudios A Ponte de Tomás Ageitos, en Santiago de Compostela.

Ojo los listillos: Los propios Niño y Pistola aseguran que There’s a Man with a Gun over there es su particular homenaje a «Stephen Stills, Neil Young, Robbie Robertson, George Harrison, Sandy Denny, Grace Slick, Ray Manzarek, Bob Dylan, Joni Mitchell y un largo etcétera» y que en ellos se han inspirado. El que avisa, no es traidor. Por mi parte, yo no voy a desvelar al oyente si tal o cual canción alberga en su interior un guiño a esta o aquella otra, prefiero sugerir, a quien como yo ame los referentes mentados anteriormente, que se ajuste bien los cascos, se zambulla en el disco y disfrute del viaje.

Dejando a un lado lo estrictamente musical, este There’s a Man es un volumen conceptual cuyo hilo narrativo relata la historia en primera persona de Tom, un jornalero norteamericano que, en 1954, harto de ser explotado, compra una pistola y liquida a su jefe. Tras ser detenido, pasa 10 años a la sombra y, finalmente, al recuperar la libertad decide volver al rancho donde se crió para reencontrarse consigo mismo. Una historia prototípica del frustrado Gran Sueño Americano y que guarda directa analogía con lo que podríamos denominar el reciente Gran Timo Europeo y la consecuente situación dramática que se vive en los países del llamado sur de la UE. La diferencia, por suerte para nuestros jefes, tal vez sea que aquí es obligatorio disponer de permiso de armas.

Texto por Barce.
Foto por Luis Díaz Díaz.

Puedes escuchar el disco aquí vía Soundcloud.

Próximos conciertos:

Viernes, 12/4: Barcelona (Sala Sidecar)
Sábado, 13/4: Zaragoza (La Ley Seca)
Jueves, 25/4. Radio3 (Conciertos de Radio3)
Jueves, 25/4. Madrid (Siroco)
Viernes, 26/4. A Coruña (Le Club Directo)
Sábado, 27/4: Vigo (La Iguana Club)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!