Si en esta casa somos muy de abrazar con estruendosa alegría cada nueva entrega del tito Young, en esta ocasión la euforia se desborda al venir el canadiense a lomos de su desquiciado corcel. No le acompañaban los Crazy Horse en estudio desde el lejano Greendale (2003, Reprise) y en aquella ocasión faltó ni más ni menos que Frank “Poncho” Sampedro. Para más júbilo, este Americana supone el primero de los dos discos que estos añejos y legendarios caballeros han dejado grabados antes de tomar la carretera una vez más. Por cierto aún sin noticias de paso por Europa, cosa que anhelamos tremendamente y si tal y como están haciendo en su gira americana cuentan con los Sadies como teloneros, mejor que mejor.

En Americana ofrecen una revisión de temas tradicionales del folk, un puñado de clásicos básicos empapados de historia americana, a lo que hay que sumar un bastante prescindible “God Save the Queen” que es la encargada de dar cierre al disco.
Young, arropado por el mejor acompañamiento imaginable hoy día, tan sólo mantiene las letras originales de cada corte, el resto es sonido marca de la casa al 100%, guitarras desbocadas y aparentemente destartaladas pero con más personalidad y fuerza que un tren de mercancías, además de poderosos ritmos que harían temblar al más fino de los francotiradores. Una continuación inmejorable para el oscuro y sinuoso Le Noise, un delicioso aperitivo mientras llega ese otro disco donde sí tendrán cabida temas originales y si atendemos al sonido que se cascan en Americana no está de más esperar cotas muy interesantes en ese, esperamos, cercano disco.

Un vertiginoso, eléctrico, rocoso y atronador arranque con “Oh Susannah” y “Clementine” nos trasportará a otro tiempo y lugar, a esa oscura América de indios y vaqueros, atmósfera aún más palpable con la arenosa, sangrienta y cubierta en pólvora “Tom Dula”. No son especialmente rebuscados los cortes que conforman este Americana, hay canciones en este plástico que ha interpretado hasta Emilio Aragón. Citar artistas que ya han revisitado estas coplas se convertiría en una lista interminable, desde Kate Winslet canturreando “Clementine” en aquel adorable/odiable personaje que interpretaba en Eternal Sunshine of the Spotless Mind hasta los Led Zeppelin del III que atacaban “Gallows Pole” como las bestias que eran pasando por las versiones de Johnny CASH o 16Horsepower de “Wayfarin’ Stranger”, hay ejemplos para dar y tomar. Como decía, no radica en la selección de temas la fuerza de Americana, cosa que corre a cargo, sin duda, del portentoso sonido y la personalidad que Young, Talbot, Sampedro y Molina saben impregnar a estas composiciones, llevándoselas totalmente a su terreno, rindiendo tributo a tiempos pretéritos sí, pero impartiendo una nueva clase de cómo se ha de galopar entre distorsiones, cómo para el rígido sonido de una banda siempre engrasada como la que conforman Young con Crazy Horse no pasan los años ni cuando se enfrentan a obras que datan de varios siglos incluso. No sólo son canciones más que centanarias, como las arriba mencionadas o “Jesus Chariot”, hay canciones más “actuales” como el clásico de Woody GuthrieThis Land Is Your Land”, “Travel On”, “High Flyin’ Bird” o la muy cojonuda que ya popularizaron The Silhouettes en los 50 “Get A Job”. Creo que he dejado caer previamente que no me hace especial gracia “God Save the Queen”, aunque puedo entender su inclusión en un disco titulado Americana que hace un repaso/tributo a canciones históricas tradicionales de aquellos lares, porque es posible que ya se cantase en los tiempos coloniales, a saber. El caso es que me parece la versión más desangelada y evitable del disco. Quizás me venga del tiempo que viví en Liverpool, who knows…

Deseamos con malsana ansiedad la publicación del otro disco que tuvieron a bien grabar tan magnos señores, mientras tanto Americana templa y satisface ánimos y almas.

Oh Susannah ¡Chip Chip Hurra!

Texto y fotos por mED Vega.

En la primera foto, CasiCasi con semblante serio pero tremendamente agradecido por el regalo que le hicieron los simpáticos dependientes de Easy Street Records el pasado mes de junio.

Hey Hey My My siempre en nuestros corazones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!