A muchos les vino en grande y a otros no tanto -ya había rumores desde hace algún tiempo- pero ayer saltó la noticia, el festival Monkey Week se trasladará a Sevilla para su edición de 2016. Además del cariño personal que le tenemos a este festival, el Monkey Week destaca del resto de festivales nacionales por imitar el modelo del gran SXSW en el que se combinan los conciertos con todo tipo de actividades relacionadas con la industria musical.

El Monkey Week se va con la música a otra parte

Desde la organización del festival son conscientes de que la decisión no será bien aceptada por todo el mundo y por eso han dado una serie de razones lógicas con la que se justificaría el traslado.

Monkey Week se traslada a Sevilla

Fuente: monkeyweek.org

En 2015 ya se comentaba que el Monkey Week se estaba haciendo grande y la localización no acompañaba el crecimiento que buscaba el festival. De hecho esta parece ser la decisión principal que ha motivado el cambio.

Cuando hablan de buscar un mayor crecimiento lo hacen en todos los sentidos (si fuera sólo en el sentido físico, seguro que en El Puerto se podían haber encontrado nuevos emplazamientos) y esgrimen que la nueva localización en el centro histórico de Sevilla permitirá que tanto el público como el resto de agentes de la industria pueda acceder al festival con mayor facilidad. No podemos negar que Sevilla está mejor conectada y facilitará una mayor asistencia. Además, esta nueva localización asegura que el Monkey Week no perderá (esperemos) su carácter, pudiendo celebrar conciertos en edificios históricos y en bares y salas castizos.

No se olvidan de El Puerto

En el mismo comunicado que se ha anunciado «la mudanza», también se ha incluido una frase/deseo/guiño en la que se deja una puerta abierta a un posible evento paralelo en El Puerto de Santamaría para 2017.

Aunque se ha dejado claro que el Monkey Week no va a bajar el listón y no va a perder ni un ápice de su esencia, desde ayer el mundo se ha dividido entre los que están a favor de la decisión y los que están en contra. En la redacción ya hemos tenido algún episodio de amenazas e injurias entre los de uno y otro lado. Así que si alguno de nuestros queridos lectores quiere abrir este melón siéntanse libre de hacerlo en los comentarios o en las redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!