Vive años dorados el gran James Hunter en su estable formación de sexteto. Si ya el anterior Minute by Minute nos parecía una delicatessen inalcanzable y un canto a la perseverancia vital (no olvidemos que su esposa, Jacqueline, falleció en 2011 víctima de cáncer) aún habiendo apenas dado una primera escucha a lo nuevo. La sucesivas reproducciones de este delicioso Hold On! colocan al de Essex en una posición de privilegio dentro del magnifico momento que vivimos los consumidores de música soul. Alistado definitivamente en la nómina de Daptone, de los que el certificado de Quality Excellence es garantía, entrega una nueva lección de clase planchada (achtung! hipsters que coleccionáis LPs y no tenéis tocadiscos) en surcos de sonido monoaural.

Escuchen “Something’s Calling” y déjense transportar a un romántico paseo por Coachella Valley bajo un estrellado cielo californiano.

“If That Don’t tell You” y “(Baby) Hold On” son frenéticas incitaciones al baile, mientras que al obligado contoneo corporal, señalado a uno y otro lado por los saxos de Damian Hand y Lee Badau, se unirán auténticas lecciones de maestría a la guitarra (“Free Your Mind (while you still got time)”) o de versatilidad vocal (en “Stranded” su garganta suena negra, negrísima), características estas aparentemente ocultas tras la magnética personalidad de un Hunter que no necesita recurrir a su pasado como corista de Van Morrison para acaparar atención más allá de sus propios méritos.

En Hold On! habrá momentos para escuchar al frontman seductor que se las sabe todas cuando la cosa requiere bajar las rpm. Escuchen “Something’s Calling” y no me digan que no se sienten transportados a un romántico paseo por Coachella Valley bajo un estrellado cielo de la California de los setenta. Para bailar pegados, con los ojos cerrados y con el salón de estar con apenas un punto de luz (“This is Where we came in”, “In The Dark”). O para un breve instrumental, “Satchelfoot”, que es una chuchería. Mmmmm… qué maravilla.

Se queda uno reflexionando tras la enésima escucha de esta exquisitez… y maldita sea, qué poquita música hay en 2016 que haga a uno sentir tan bien en apenas media hora. Joder, ¿no son este tipo de canciones las que uno quisiera de BSO para su vida?, ¿acaso hace falta algo más?

The James Hunter Six - Hold On!
4.1Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!