Venían Guadalupe Plata a la granadina Planta Baja a presentar su nuevo trabajo (Guadalupe Plata ’15, el rojo, el de la tumba de T-Model Ford…) prometiendo meternos el diablo en el cuerpo y cumplieron a lo grande, dejando tras de si dos noches y dos conciertos para el recuerdo. Fácil ya hace 6 años de la primera vez que gritamos con ellos lo de ¡Baby me vuelves loco! Fácil servidor ya cumple la veintena de ocasiones en las que un espíritu maligno por boca de Pedro de Dios me pregunta qué se siente al matar un gatito pero mientras se marquen bolazos como los de estas dos inolvidables citas por mi como si se hacen con un local y actúan cada noche en él, a lo Elvis en las Vegas o Lina Morgan en la Latina. Siguen provocando ese pellizco por dentro que marca la diferencia entre las bandas que gustan y las que importan. La diferencia entre las que se disfrutan en vivo y las que se viven en directo.

Si bien en ambas noches se salieron de la pelleja y cuidado que como viene siendo habitual volvieron a vender todo el papel, nos vamos a centrar en el sábado, donde el subidón provocado fue de los que colean durante días, semanas.

Luces rojas rodeándolos, la base que marca Paco Luis serpentea sigilosamente, los ritmos de Jimena se instalan en la boca del estómago desafiando las caderas hasta del más rancio y la guitarra de Pedro de Dios va trazando la Tormenta. Ya no hay escapatoria, ni escondite, salvo quizás alguna emblemática columna del Planta… Con la facilidad que se pierde un paraguas, una oportunidad, la razón o un mechero ya te han poseído y transportado otra vez. Cierras los ojos y su música se abate sobre ti como una tromba de agua pantanosa. Tus pulmones se llenan de paisajes sureños. Puedes sentir las bichas, las ratas y a toda la fauna local, danzando y gritando a tu vera. Hasta los muertos saltan de sus tumbas para dar descanso a la tristeza y dejarse llevar por las conjuras a grito pelao de Perico y sus secuaces.

Nos empapan de la esencia de los bizcos y/o desdentados legendarios del blues. Aires de Hound Dog Taylor y Bukka White, Junior Kimbrough, Big Bill Broonzy o Tommy Johnson que colisionan con la personalidad y el talento del trío ubetense enarbolando un sonido único, salvaje, cavernoso y endemoniado.  Un cancionero cada vez más y mejor nutrido del que sale un repertorio difícil de empatar: Rata, Huele a Rata, El Boogie de la MuerteCalle 24Mecha Corta, Hoy Como PerroJesús está Llorando, Baby me vuelves loco, Serpientes Negras, Cementerio, Gatito, Hueso de Gato Negro, Milana, Tengo el Diablo en el Cuerpo… vamos todas las perlas de la familia.

Como en otras tantas ocasiones contaron con la colaboración especial en varios temas del sin par Alfredo Pérez Martínez “Allfreedom”, que con su armónica subió aún más la intensidad que imperaba en el Planta. Su presencia en general causó una de esas sinergias maravillosas y Lorena en particular sonó poderosa y arrebatadoramente cautivadora donde el pasado y el presente se mezclaban confundiéndose, pero no provocando nostalgia, era euforia.

Están de dulce, el nuevo disco es buena prueba de ello y en directo son sencillamente obligatorios si esto del Rock & Roll te ha hecho vibrar en alguna ocasión y si no, más aún. No puede haber mejor rito de iniciación.

Más fechas en la Web de Guadalupe Plata y sigue su cojonudo perfil de facebook.

Fotos por Nickie Divine (¡gracias salá!)

Med Vega (Stranger than Paradise 2 -14-88)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!