Como últimamente la cosa va de entrevistas, compartimos hoy una charla largamente deseada por esta casa. Un encuentro en profundidad con uno de los grandes rock crítics en la historia de este país, Oriol Llopis, un escritor honesto, feroz y magnético con 40 años de escritos “poco fiables” a sus espaldas, recuperado ahora en su nuevo libro Escritos Poco Fiables. Recopilación de artículos de Rock’ n’ Roll y Cª (1974-2014). Nosotros agradecemos este regreso y que Oriol, el escritor y la persona, nos haya concedido unos minutos para hablar sin pelos en la lengua siempre honesto con la causa que nos une a todos: el Rock and roll.
Nosotros aprovechamos la ocasión para entrar al trapo y comprobar que Oriol está en forma y que sus palabras, más fiables de lo que puedan sospechar, son historia viva del género. Muchas gracias a Oriol y a Maria.
Y a Groovieland.


Groovieland.- Sabino Méndez escribió una canción en la que afirmaba que a nadie le gusta nacer para perder, pero es evidente que para cierto sector rockanrolero ser un loser es sinónimo de autenticidad y genialidad incomprendida. Después de 40 años en el negocio, ¿se considera usted un perdedor?

Oriol. LLopis.- Es la mística, la lírica del R & R…Vive ràpido, muere joven y tendrás un cadáver bien parecido. Dicho de otro modo, los tiempos en que, en 1800, los jóvenes poetas se suicidaban “pour charme”, por puro romanticismo, vaya. Todos hemos fantaseado con eso a los diecisiete; que nos encuentren en una bañera junto a unos trágicos poemas…ya me entiendes. Respecto a lo de considerarme un perdedor, tal como dirían los Byrdshay un tiempo para sembrar y un tiempo para cosechar”…..digamos que hay un momento en que te atrae un lado de la moneda y en otro momento pues…..el otro. ¿Captas?

G.- Usted mismo ha reconocido que alguno de sus artículos tenían morbo, por tanto era plenamente consciente de que las intimidades de los héroes del rock ́n ́roll eran tan seductoras para el público como su música ¿qué sería el rock ́n ́roll sin el morbo? ¿Ha tenido problemas por ser tan explícito al mostrar ciertas experiencias personales de los grupos de los que escribía?

O. LL.- Uh…según se vea todo tiene morbo. El fútbol tiene morbo, el trapicheo tiene morbo, el sado, cómo no, tiene morbo…y el rock, por supuesto, también. Quizás un poco más, je, je, y según que tipo de rock ́n roll -para mí no es lo mismo el morbo de Robert Plant que el de Iggy Pop, por poner un ejemplo- Pero en cuanto a problemas por ser explícito respecto a ciertas anécdotas….pues a veces sí y a veces no. Había de todo…a veces incluso las broncas eran más fuertes entre redactores de una revista y otra o entre un lector pro-sinfónico y otro punk a muerte. Y esas eran las mas divertidas, en serio.

Por cierto, si me vuelves a tratar de usted aquí tendremos más que palabras, ¿eh?

G.- También has escrito que la pasión es más importante que la objetividad, pero si esto es verdad, ¿para qué sirve un crítico de rock ́n ́roll? ¿Acaso se puede medir el arte para decir que esa o aquella obra musical es mejor y más importante que aquella otra? ¿En qué medida Sticky Fingers es mejor que cualquier trabajo de Bisbal o de Lady Gaga?

O. Ll.- Te respondo a las tres preguntas:

a/ La verdad es que a día de hoy NO SE para qué sirve un crítico de esos. Es algo visceral, supongo. La necesidad de expresar, describir, analizar algo que te apasiona….y necesitas comunicarlo de todas todas.
b/ Me estás complicando mucho la vida, tú. Esa es una pregunta interesante….¿Se puede medir el arte? ¿Con qué? ¿Con una regleta subatómica?
c/ Oh, ah, ahí sí te voy a pillar. Sticky Fingers NO es mejor ni peor que cualquier cosa de Bisbal o la Gaga. ¿Porqué? Pues porque….viven en mundos a trillones de años luz. Jamás se encontrarán, jamás coincidirán, jamás….COLISIONARAN, por decirlo así. Y por cierto, tú mismo has caído en tu misma trampa, ya que….¿Qué te hace pensar que Sticky Fingers es mejor que Bisbal o Lady Gaga?

G.- En el rock ́n ́roll, ¿qué cosa hay más importante que el dinero? ¿Te has vendido alguna vez porun puñado de dólares? ¿Cuánto hay de divismo en el crítico de rock ́n ́roll? ¿Alguna vez te sentiste más importante que los grupos de los que escribía?

O. Ll.- Al principio no, al contrario…PAGARÍAS por ver tus texos ahí, impresos en papel satinado ¡Y con tu firma rubricando el artículo! Es el mejor tiempo de tu vida…Luego ya sí, te vendes. Unos por ciertas, em… “necesidades”, otros porque no llegan a fin de mes ni a tiros…ten en cuenta, además, que mientras “ellos” son más o menos rock stars generosamente convidados, tú no eres sino un mindundi que debe buscarse la vida como pueda….en cuanto a eso del divismo en el rock ́n ́roll, pues es como comentaba antes. En las afueras de Londres, Nick Kent -reputado crítico musical-es conducido a toda hostia por el Ferrari Dino que Kiz Richards consigue a duras penas mantener sobre la carretera. Ahora imagínate algo parecido en España ¿Podrías?
Y, rematando ya ese tema, diría que no. Por lo menos conscientemente. Nunca escuché eso de “Eh, ese de ahí es el Llopis”.


G.- Según cuentan, escribiste La Magnitud del Desastre por una apuesta y no por una necesidad, ¿llegaste a pensar que tus memorias no le interesarían a nadie? ¿te sorprendió el
relativo éxito que tuvo el libro? ¿Qué espera del nuevo trabajo que acaba de publicar?

O. Ll.- La verdad es que me hizo ilusión eso de dejarme llevar a lo loco. Hubo algunos encontronazos entre mi mujer y yo,pero nada grave. María es muy visceral y a veces los topetazos son inevitables. Pero la sangre nunca llegó al río, eh? Otra cosa divertida fue la gira de promoción, los eventos, el que te lleven del un lado a otro…..ostras, por una vez estaba en el otro lado de la barra! En cuanto a si me sorprendió ese relativo éxito, ¿Para qué negarlo? Soy un pesimista crónico, así que la sorpresa fue mayúscula. No sabía que había tanta gente que conociesen a ese poco fiable Llopis….
De “Escritos Poco Fiables”, al ser concebido de modo más convencional, no sé qué pensar. Puede jugar a favor o en contra…”La Magitud…” pilló a la gente desprevenida (“¿Pero ese no se había muerto?”), mientras que “Escritos…” tiene un planteamiento más clásico, tipo “Lo mejor de….” A favor tengo los que me han re-descubierto, y eso puede jugar a favor mío. Toco madera.

G.- Jaime Gonzalo llegó a escribir que los Flamin’ Groovies eran la mejor banda de rock ́n ́roll de todas las bandas de rock ́n ́roll. confirmaste que en tu última mudanza sólo empaquetaste unos cuantos discos entre los que estaban algunos de los Groovies, ¿qué tiene esa banda que no tengan otras? ¿Cuál es la banda que compondría la más acertada banda sonora de tu vida?

O. Ll.- En solo seis discos los Goovies comprimen todo el rock ́n ́ roll: los tres primeros via Chuck Berry, los tres segundos atrapan el Merseybeat en todo su esplendor, homenajeando el sonido de los primerísimos Beatles. Es la pócima perfecta. Es un milagro….

En cuanto a la banda que compondría la banda sonora de mi vida, esa es fácil. Llevan acompañándome desde 1972. Se llaman Golden Earring, y a pesar de que la gente los considera los clásicos “one hit wonders” -aquél inolvidable “Radar Love”-, su carrera es larga, prolífica y riquísima en variantes; pop, psicodélico, glam, macarra-fumeta, progresivo, experimental…no hay momento en que su música no encaje en mi vida. Ya sé que suena muy melodramático, pero es así, qué se le va a hacer. Oh, y un dato curioso: desde 1972 son los mismos cuatro músicos….¿De cuántas bandas podrías decir eso?

G.- En la contrapartida de Atrapado en el amor, de Burning, se puede leer “Oriol, vuelve”. ¿Pondría alguien hoy un requerimiento así? ¿Cuántos amigos conservas en el negocio si es que conservas alguno? ¿Hay tanta envidia y tanta puñalada trapera como cuentan las malas lenguas? ¿Es este en el que vivimos un mundo muy distinto al que viviste?

O. Ll.- Para comprender esa anécdota hay que estar en antecedentes….Tras El Fin De La Década yo desaparecí rumbo a Sudamérica, al tiempo que Burning publicaban un desastroso Atrapado En El Amor. Modestia aparte, creo que mis sugerencias en El Fin…. tuvieron su peso en mayor o menor medida, y visto el bajón de Atrapado... pues….fue una especie de llamada de auxilio. Creo que fue el último disco donde Toño cantaba.

¿Amigos? Pocos, pero de los de larga distancia. Las canalladas cada vez abundan más, y cada vez más a menudo te sorprenden con que lo que al parecer eran dos colegas inseparables ya apenas se dirigen la palabra. Antes si a una banda le faltaba un “chivato” los cabezas de cartel se lo prestaban; ahora, si pueden, se lo acaban de machacar…

G.- Gente tan dispar como Jiménez Losantos y Gonzalo han escrito acerca de una Barcelona magnética que hace tiempo dejó de serlo. ¿Cómo era la Barcelona en la que viviste? ¿Aún existen bares como el Marsella y personajes como La María o de esa forma de entender la vida ya no queda nada?

O. Ll.-Las Ramblas, desde luego, ya no son lo que eran. En cuanto a esa Barcelona magnética sobre la que han escrito tanto Losantos como Gonzalo, creo que si los pusiéramos frente a frente descubrirían que uno habla de churras y el otro de merinas….En la distancia todo es más colorido, más romántico. Pero no olvidemos que por llevar el pelo largo podías ganate una buena paliza en la Comisaría de Via Layetana, o que media docena de “picoletos” podían interrumpir, pistola en alto, un concierto de rock simplemente porque a ellos les pasaba por los cojones….había de todo, como en botica. Sin embargo, siempre habrá el recuerdo de los “chiringuitos” de la barceloneta preolímpica y tantas cosas más…muchas, muchas más.
Tanto buenas como malas.

G- ¿Cómo vive un catalán en Sevilla? ¿Se ha demostrado cierto estereotipo del andaluz subvencionado y fulero que circula por toda España? ¿Te gusta, como a Silvio, la música de Semana Santa?

O. Ll.- El asunto de las subvenciones podría mejorar, pero tengo que reconocer que aquí los servicios sociales funcionan muy decentemente. Hay pelotazos, sobres que van y vienen, pero….¿Acaso no pasa eso en todas partes? En cuanto al asunto de la música de Semana Santa, ahí habría que separar lo religioso de lo musical. Vengo de otra cultura, otras costumbres, otros ritos….pero, chaval, cuando una banda arranca en pleno, si no se te ponen los pelos de punta es porque estás muerto. Y ya que estamos en eso, quisiera romper una lanza (nunca mejor dicho) en favor de Kini, corneta que ha colaborado en Santa Leone, el primer disco en solitario del Pájaro. Porque aunque no tengas espíritu cofrade, escuchas a ese hombre y, bueno…caes de rodillas, eh? NN

G.- Por último, si el oficio de crítico de rock ́n ́roll no existe será porqueel rock ́n ́roll ha dejado deexistir, ¿o me equivoco? ¿Lee todavía prensa de rock ́n ́roll?

O. Ll.-.No es que el oficio de crítico de rock ́n ́ roll no exista: es que hay una sobresaturación.Todo el mundo tiene su blog, todo el mundo opina en su facebook….
Todo el mundo es un crítico de rock ́n ́roll !!!

Por Groovieland
Ilustración de El Ciento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies