Increíble, vibrante y apasionante noche de Punk & Rock & Roll de la mejor escuela e insuperable energía la que pudimos vivir en el Planta Baja de Granada el pasado sábado 27 de octubre a cargo de los Devil Dogs (-g). Nombre que (por compromiso) da cobijo ni más ni menos que: al legendario Crazy Stevie Baise, Mighty Joe Vincent y nuestro queridísimo Mike Mariconda (Raunch Hands), perros endemoniaos de intachable actitud que guardan como nadie la puertas de un averno repleto de incendiarias guitarras, de acojonantes y abrasivas líneas de bajo y ritmos tan endiablados como ellos mismos. Nadie como estos viejos perros para darle un buen paseo, refrescar y brindarnos esas míticas canciones y hacernos pasar un rato de la hostia en una inolvidable celebración de lo qué es y significa el Punk Rock.

Abrieron Freddie & the Filos, que sonaron estupendamente, estuvieron cañeros y cumplieron más que de sobra tal y como esperábamos de ellos. Presentaron su primer Lp, el homónimo 10 pulgadas editado por el colectivo Cowabunga Store, y demostraron que su mezcla de punk y rocanrol clásico no es de pastiche sino de auténtica carne y hueso. Una maquinaria perfectamente engrasada que rugió mucho más fiera en vivo, liderada por Pablo Velázquez, crooner con una voz a la altura y con mucha personalidad propia como intérprete. Les seguiremos la pista.

Llegado el momento de Devil Dogs (-g), honestamente y visto lo visto, oído lo oído, sudado, bailado y pogueado de la manera que pudimos hacerlo gracias a su impactante actuación, poco importan ausencias, años y kilos, o que el día de antes tocasen en Montpellier y que tuvieran que viajar en el día desde Marsella hasta Málaga y de ahí en coche hasta Granada (a la que llegarían justo a la hora de abrir la taquilla). Todo eso da igual, porque lo que debería de contar a la hora de valorar una velada así es que la banda estuvo perfecta, desde dentro no se escuchaban si atendemos a los comentarios del bueno de Baise pero desde fuera el muro de sonido que trenzaron era contundente, coherente y brutalmente atronador. Su actitud impecable, su energía contagiosa y la ejecución tan buena como cabría esperar de un guitarrista tan cojonudo como Mariconda y músicos tan personales, experimentados y flipantes como Baise y Mighty Joe. Encima la respuesta del público fue magnífica, bailando, saltando, pogueando con actitud y poderío desde la caballerosidad pero sin mingafriamientos, difrutando en definitiva de una banda y un cancionero impepinables. Hay que añadir que ante tamaña respuesta de un Planta abarrotado y agradecido, la energía entre banda y respetable fluyó a las mil maravillas redondeando una noche y un concierto inolvidables y mágicos.

El repertorio, cojonudo, como no podía ser de otra manera, sonarían “Stuck In 3rd Gear“, “Ball me Out“, “Get Out“, “Suck the Dog” o “Chinatown” por citar un puñao de tonadillas absolutamente arrebatadoras.

Un puto placer recibir semejante descarga diabólica de temitas empapados en leyenda por si mismas y que además cuentan con su puntito de Sonics, Beach Boys, Elvis, los Wailers (los de Tacoma, Washington)… sin estas canciones, sin la influencia de Baise, los Hives, por mentar una banda actual y con éxito, igual se dedicaban a hacer covers de ABBA oye.

Una auténtica suerte presenciar una hostia así. ¡Hasta siempre Devil Dogs!

Desde Más Truenos agradecer a quién corresponda por meterse en semejante fregao y traerlos a Granada unos 20 años después y buen viaje de vuelta a los States al bueno de Mike Mariconda.

Med Vega

Cartel del concierto de Granada por  Santiago Paredes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!