La historia es ya de sobra conocida, David Bowie presenta el día de su 66º cumpleaños el video de su primera canción tras una década en silencio y anuncia la edición y portada de The Next Day para el 11 de Marzo.

He de reconocer que la idea de la portada, contextualizar el álbum como un salto en el tiempo desde los años de Heroes, o inmediatamente al día siguiente, desde el primer momento me pareció una aberración tan interesante como absurda. Obviar tres décadas de madurez artística, pese a sus intermitentes resultados, se me antoja injusto para alguien como él, pese a haber apostado, y mayormente perdido, al tratar de perseguir en los 90 una vanguardia que distaba mucho de los clichés de electro-rock que utilizaba, una vanguardia que ya no le pertenecía desde mucho tiempo atrás.

Sin embargo, siempre ha mantenido un estatus privilegiado gracias al directo, a innumerables referencias de seguidores, homenajes, un más o menos acertado gusto a la hora de aclamar nombres como Pixies, Placebo o Arcade Fire, pero sobre todo, no nos engañemos, Bowie siempre será el Bowie de sus gloriosos años. Para el que esto firma, el más interesante fue el de los caóticos años de su etapa berlinesa.

Precisamente Tony Visconti, responsable a la producción de aquella trilogía (LowHeroes Lodger) repite de nuevo por tercera vez consecutiva a los controles del Duque, pero a diferencia que entonces lo hace produciendo obras de un nivel compositivo bastante más cuestionable, al menos en los precedentes Heathen y Reality. Este Next Day por suerte supone un esfuerzo más consecuente, una obra magnífica no tanto por igualar cotas pretéritas sino por ofrecernos a un Bowie creíble, humano, consciente de que el tiempo también se acaba para alguien como él, que casi puede considerarse milagrosamente vivo, lúcido y presentable para tan maltratada salud y más de una desventura, infarto incluído. Un Bowie consciente de que su momento fueron aquellos días, que vuelve musicalmente a esos años para saludar al que una vez fue desde una perspectiva presente demasiado difusa.

Sólo diré que The Next Day remite una y otra vez aquella época dorada y decadente. Que recupera esa fascinación por lo prohibido pero desde una más que necesaria distancia. Elegante y directo, crudo, seco, cortante y dramático. Especialmente acertado en temas como los adelantos “Where we are now?” y “The Stars (are out tonight)“, melancólicos y nocturnos, pero que hasta un total de 14 se suceden cadencias heredadas de ese Heroes o Low, ecos del The Idiot que cocinaron para Iggy, del Ziggy Stardust más romántico, el Scott Walker de Nite Flights y The Hunter, la trilogía Islands Records del paisano galés John Cale y por supuesto, Brian Eno.

Por otro lado es imposible tomarse en serio esas referencias espaciales, o a la lujuria, sobre todo para una persona de 66 años alejada de los focos, lejos de Marte. Capaz es de escribir que el amor está  perdido para poco después cantarle al día de San Valentín.

Salvo un par de deslices perdonables para un disco tan ambicioso, debemos estar la mar de contentos de disfrutar de una colección de canciones tan digna. Mucho más que eso, esa continua autorreferencia trasciende la mera reinterpretación de patrones gracias a un olfato que siempre ha sido muy fino, y que Visconti conoce y recuerda a la perfección, casi mejor que el propio Bowie. No olvidemos además que fue el más listo de su generación, lo que pasa es que el talento es esquivo y las musas dejan de brillar y uno ya no tiene el cuerpo como para muchos trotes.

Debemos agradecer el empeño puesto en estas 14 canciones porque The Next Day no es otra artimaña comercial. Es un regreso espectacular (a la manera del 2012 de Neil Young y su Caballo Loco), con la música que nunca debería haber dejado de hacer.

Texto e ilustración por el Zorro de la dehesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!