Daniel Romano vuelve a golpearnos con doble ración de folk y pop mayúsculo

Todavía estamos flipando con el imponente Modern Pressure (New West, 2017), donde el de Ontario tocó todos los instrumentos, sacudiéndose el polvo del desierto del pasado, esnifándolo, fumándoselo y convirtiendo el colocón en una colección de pop estratosférico.

Ahora el canadiense vuelve a ser noticia con la edición de no uno, sino dos álbumes que, pese a leves diferencias, ahondan más la senda pop del anterior que sus incursiones previas en el country más cósmico.

Por un lado Human Touch, cercano e íntimo, donde desnuda y aligera la instrumentación en una serie de melodías donde conserva el gancho de Modern Pressure.

Aún así, el oyente apreciará inflexiones y giros más próximos al clasicismo folk de Simon & Garfunkel (“Bring Me to the War”) o la sensibilidad acústica del primer Neil Young (“Wabash Wreckingball”, “The Old Marlay Park”).

En Human Touch se deja acompañar por Kay Berkel, su Nicolette Larsson particular.

Con todo, la personalidad y el olfato del joven autor emergen a la superficie en todo momento. En esta delicada colección se deja acompañar por Kay Berkel, su Nicolette Larsson particular.

Por el otro Nerveless, más frívolo si se quiere, pero repleto de ejercicios de sobrado talento. Al igual que Human se compone de 10 canciones (editados ambos vía bandcamp y disponibles desde el 4 de enero hasta el pasado fin de semana), pero en este es el pop el género predominante. Un pop esquivo, luminoso y original como poquísimos hoy día.

No recuerdo otro autor en años con semejante capacidad para la melodía, haciendo parecer fácil lo que es dificilísimo

“Nerveless”, “Anyone’s Arms”, “Good Will”, “The Devil’s Handshake”… No recuerdo otro autor en años con semejante capacidad para la melodía, haciendo parecer fácil lo que es dificilísimo. Acaso Gaz Coombes de los añorados Supergrass, con cuyo timbre podría equipararse a Romano.

Sin llegar en ninguno de los dos casos que nos ocupan al pluscuamperfecto nivel de joyas como “Roya“, “Impossible Green” o “Jennifer Castle”, el prolífico Daniel hace gala no obstante de una versatilidad y descaro que acojonan. Sin parangón en su franja de edad.

El tiempo acabará por aclararnos si, como parece, estamos ante un genio.

Daniel Romano - Human Touch & Nerveless (Bandcamp, 2018)
3.5Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!