Al empezar a hablar sobre Crudo Pimento lo más cómodo sería enunciar un variado surtido de referentes, nombres con tirón y un mayor o menor parentesco estilístico en común con este dueto murciano. Pero lo cierto es que la mención de esos nombres distraería la atención de lo realmente importante creando una serie de clichés que no necesitan para defender su propuesta. Lo ideal es escucharlos sin ninguna idea preconcebida.

Raíces y minimalismo son las dos premisas que definen a Crudo Pimento, banda formada por Raúl Frutos e Inma Gómez. Su reconstrucción de géneros tradicionales transoceánicos como el blues, la cumbia, la rumba o el jarocho se basta para presentarlos como ente vivo, en pleno proceso de crecimiento y con naturaleza propia. Bastan cuatro manos para ayudarse por un lado de todo tipo de percusiones, algunas de ellas nada convencionales, y por otro, revestirlas con el traje que mejor corresponda, bien sea guitarra eléctrica, acústica, banjo o mandolina. Sobre esto finalmente se dispone la voz barítona y casi gutural de Raúl, principal eje, motor y protagonista del proyecto. Una voz versátil, personal, con groove y son latino, que parece cantar desde el mismo «Estanco Fight» que titula una de sus canciones por la cantidad de humo que debe haber tragado su garganta.

Es sólo una de las canciones que pueden escucharse en su bandcamp, la primera de un total de 8 que bien podrían conformar un EP como mínimo, por coherencia y variedad, pero que por ahora se reservarán al menos hasta la presentación de una primera dosis en formato de 7 pulgadas que incluirá la citada «Estanco Fight«, además de «A Rainbow over your head» y «Tic Tac Toc«.

El origen de su música tiene como fuentes el blues rural y el folclore sureño, que empastan a la perfección con todo tipo de géneros latinoamericanos, de manera que a veces no sabes a qué lado de México te encuentras. Liderados por la voz de Raúl, con dramatización y chulería, consiguen mantener la atención del receptor en todo momento. Da igual que cante en inglés, castellano o francés.

Dominan el ritmo como si les poseyera el espíritu de cada tierra a la que evocan. Además, llevan a un plano más cinematográfico y actual estas canciones con una producción transparente y espaciada, atractiva y efectista (utilizando samples), con la que renuncian al simple revisionismo en pos de un sonido artesano pero contemporáneo. Su mejor arma, como digo, el menos es más.

Si se me permite el disparate para concluir, y ya que no he citado ningún nombre hasta ahora, diría que parecen algo así como los parientes latinos de Sixteen Horsepower liderados por un Mark Lanegan de buen humor, o unos Jon Spencer Blues Explosion actualizando el folk.  Mi canción favorita de entre todas las que podemos escuchar es «Dream and alcohol«.

Ya tienen puesta a punto la maquinaría para echarse a la carretera, de momento están son las fechas que tienen confirmadas:

26 febrero @ STOMPIN’ BLUES & ROOTS FESTIVAL, ORIHUELA Auditorio La Lonja 21:00h + L’Internationale + Molly Gene (USA)
2 marzo @ Microsonidos, 12&medio MURCIA + Hermanos Frutos + Hermanos Cubero
15 marzo @ Intruso , MADRID
16 marzo @ La Chata, ALCALÁ DE HENARES (14:00h)
22 marzo @ Tetería Mantis, ELCHE
12 abril @ The River, BULLAS
19 abril @ StereoBar, LOGROÑO
20 abril @ Hell Dorado, VITORIA + Arizona Baby
27 abril @ Quatre Estacions, PEDREGUER

Foto cortesía de Crudo Pimento por Zollo
Texto por Zorro de la Dehesa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!