Mi primera cobra me la hicieron mientras sonaba Heaven de Bryan AdamsEstaría yo en la EGB y fue la primera vez que vi muy claro que todo se ponía en sintonía para hacer frente a un deseo amoroso, lo vi nítido, era un ahora o nunca, metí el cuello pero la muchacha ágil y letal, como la famosa serpiente, esquivó mi romántico aunque penoso movimiento. El tiempo y una producción muy ochentera castigaron a un tema que ha envejecido de aquella manera. No recuerdo ponerme a caso hecho un disco del simpático señor Adams en los últimos 18 años. Desde que sacó On a Day Like Today no me suena que despache singles resultones o baladas de esas que lo partían en radios comerciales como acostumbraba en el periodo 84-98, pero la verdad sea dicha, en directo es un seguro. 

Concierto de Bryan Adams en Granada

El pavo desprende carisma a raudales, transmite un buen rollito que te acabas creyendo, se las sabe todas para encandilar al público y se le veía verdaderamente emocionado por la positivísima respuesta del respetable. Totalmente entregados artista y público, podríamos decir que el canadiense triunfó en Granada como los Chichos. Bryan Adams está hecho un torito y su voz la mantiene intacta aunque parece mayor de lo que es. Estará en torno a los 56 años pero parece una versión muy castigada de Robert Redford

A las canciones les mete un puntito rockero 50’s encantador y que cubre las carencias de unas producciones que son demasiado esclavas de su tiempo. Especialmente bien paradas salen las de su primera época. Aquella que iría desde su debut hasta que publicó el baladón aquel incluido en el Robin Hood de Kevin Costner y sobre todo de Alan Rickman. El temita en cuestión lo hemos oído hasta en la cola del paro y cansa más que hacer un triatlón tras ingerir un par de docenas de aceitosos churros. Si bien con Heaven fracasé, un par de años más tarde con Everything I Do, I Do It For You sí que me fue bien en el apartado amoroso. Les juro que no fue a caso hecho, pero Bryan Adams sonaba a todas horas en m80 y ahí que el que suscribe volvió a meter cuello en un autobús, durante un viaje del instituto a Matalascañas.

Concierto de Bryan Adams en Granada

Bryan Adams tuvo momentos muy inspirados, especialmente cojonuda me resultó Lonely Nights de su segundo disco o el megahit Summer of ’69 que fue una pasada. Como decía, el público llevó en volandas al artista durante toda la actuación provocando una de esas sinergias la mar de especial. Todas las de Reckless que interpretó sonaron bárbaras. Incluída la infame (para mi) Heaven que no abrió viejas heridas porque son ya más viejas que la abuela del Betis. Se marcó una cover del C’mon Everybody de Cochran, si es que el tipo tiene buen gusto. 

Dejó caer todos sus hits con excepción quizás de Back to You y Please Forgive Me, no era día para pedir perdón, no con la fiesta que provocó.

Reconoció que le tenía muchas ganas a Granada y contando sus peripecias por calle Elvira, conduciendo por el centro o visitando la Alhambra, te lo crees. Simpático y cercano, Bryan Adams sabe darle a su público lo que quiere y cumple con oficio y muy buena nota. Como el cine más familiar y comercial cuando está bien hecho, un espectáculo muy recomendable. No todo va a ser autoflagelarse con el Último Tango en París.

Cachondísimo despedirse y que acto seguido sonase un tema de Ryan Adams. Fijo que lo hace a propósito.
Pero qué collejo eres, Bryan.

Por Med Vega (una giornata particolare)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!