Patch The Sky nos trae de vuelta a un Bob Mould en plena forma sólo dos años después de su anterior Beauty & Rain. El disco viene a cerrar una trilogía magnífica iniciada en 2012 con Silver Age. Aquí no hay sorpresas ni trucos de magia, el músico neoyorquino se aferra de nuevo al formato power trío para escribir canciones redondas, combinando a la perfección el pulso del punk con el gancho irresistible de la melodía.

Bob Mould vuelve a demostrar que se puede apostar por el rock y sonar creíble y honesto en la madurez

Acompañándose esta vez de Jason Narducy y John Wurster, Mould abunda en esa senda de la electricidad como canal para exorcizar los demonios. La pérdida de familiares y amigos, el final de relaciones personales (“The End of Things”), los propios miedos (“Voices in my Head”) y dudas existenciales (“Lucifer and God”), todo su diario personal pasa por el tamiz de la canción en busca de redención. Así, por más dura o dolorosa que se ponga la historia (“Monument”), siempre se cuela algún halo de luz en sus composiciones. Puede apelar a la nostalgia o al ímpetu de otro tiempos en su persistencia por un tipo de sonido, pero jamás cae en la autocompasión o la mediocridad. Demuestra pues que se puede apostar por el rock y sonar creíble y honesto en la madurez.

Hold On

Artículo publicado originalmente en Ruta 66 Magazine.

Bob Mould - Patch The Sky (2016, Merge Records)
3.8Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!