Los escoceses descamisados de Biffy Clyro llevan tiempo juntando todos los puntos para convertirse en el dibujo ideal de una gran banda de estadio. Así, han ido evolucionando su sonido desde un personal y retorcido prog-punk con importantes tintes de metal, hardcore y experimentación hacia un rock-pop tan fresco como contundente, libre, inmediato y accesible a un mucho mayor público sin perder calidad por el camino, más bien todo lo contrario. Han tocado en cuantos festivales se les han puesto por delante y nunca han dejado de girar, llegando incluso a abrir para monstruos de la talla de Rolling Stones, Muse o Queens of the Stone Age o a tocar en Wembley a lo tremendísimo. Por el camino, como no puede ser de otra forma o no tendría sentido, se han ido armando de un vasto cancionero en el que no faltan hits a mansalva y gozado de algún que otro golpe de suerte tan necesario como merecido para llegar a más y más público…como fue el hecho de que no sé qué pavo del Factor X británico grabase una versión de «Many of Horror«.

Conscientes de su grandeza y su enorme popularidad, sobre todo en el Reino Unido donde es sin duda su momento, y provistos de un desparpajo y soltura natural estos chavales contraatacan ahora con un disco doble conceptual, Opposites. Toda una declaración de intenciones y ambición. Además la portada, el portadón, es cosa de Storm Thorgerson que si bien también fue el responsable del arte de las anteriores obras de los Biffy: Puzzle (2007) y Only Revolutions (2009), cuando uno lanza un disco doble y/o conceptual a lo grande con portada de Thorgerson se debe tener mucha confianza y seguridad en lo que se hace que los precedentes son de vértigo (Pink Floyd, Led Zeppelin, The Mars Volta…).

Opposites se subdivide en The Sand at the Core of Our Bones (disco 1) y The Land at the End of Our Toes (disco 2), mientras que musicalmente el album en su totalidad muestra continuidad y funciona como un ente sólido, líricamente sí que podemos observar temáticas «opuestas», el primer disco recoge textos más crudos, depresivos, tristes e incluso abordan la problématica de lidiar con la fama, el alcohol o la depresión. Por contra el segundo disco es mucho más optimista, positivo e incita a luchar, pelear y levantarse. Eso sí, tanto en uno como en otro se pueden encontrar auténticos trallazos sónicos de lo más adictivos con los principales ingredientes de los Biffy: angulosas y tajantes guitarras, riffs absolutamente sísmicos, una intrincada sección rítmica y muchos estribillos bien pegajosos y  memorables con ganchos mega-coreables para atrapar por completo a la audiencia en directo («Sounds Like Balloons«, la muy temazo y tormentosa «Black Chandelier» o «Biblical«).

La añada cañara de Opposites es fabulosa y cautivadora: «Stingin’ Belle» con sus riffs de aires celtas y sus gaitas, la explosiva «Different People«, «A Girl And His Cat» (ya desde el título me tenía ganado) que podrían firmar los mismísimos Foo Fighters, «The Joke’s On Us«, «Little Hospitals» o «Modern Magic Formula«. Además nos vamos a topar con un buen puñado de baladas la mar de repreciosas, como es el caso de la propia «Opposite» que cuenta a las voces con la colaboración de Ben Bridwell de nuestros muy queridos Band of Horses (que también participa en «Accident Without Emergency«), «Skylight» o «The Fog» que tiene etéreos momentos donde llegan a recordar a ¡Bon Iver!

Temazos, vaya y muchos. Opposites podría funcionar como retrospectiva de la banda, con esos detalles tan suyos deudores de Jimmy Eat World, QOTSA (aunque lo mismo esto es mera asociación de ideas particular a costa de la primera vez que los vi y de que Josh Homme metía una guitarrita de puta madre en «Bubbles«) o puntos en común con bandas como AFI o incluso Coheed and Cambria pero sin duda, siempre únicos y personales. También hay tiempo y lugar para experimentar cosas nuevas y así podría haber surgido esa belleza que es «Spanish Radio» donde hay una trompetita de aires mariachis muy a lo Forever Changes de Love si me permiten la barbaridad, que lo será pero el tema es sencillamente hermoso.

Ingeniosos, luchadores incansables a pecho descubierto, con mucho sentido del humor, ojito a las letras que son cojonudas y con un buen puñado de cautivadores temazos, vamos, lo tienen todo y es su momento para que su poderío vaya mucho más allá del Reino Unido. Cuidao con estos que van a por todas y saben cómo atraparte.

Por otro lado, si el disco doble se le atraganta o para aquellos muy dados a decir cosas del palo «el Mellon Collie & the Infinite Sadness está muy bien pero si hubiera sido sólo un disco sería mucho más grande» que sepan que hay una versión sencilla con una selección de 14 temas.

Biffy Clyro: Stingin’ Belle …. Mon the Biff! 

Black Chandelier

Serán una de las grandes atracciones de la próxima edición del Bilbao BBK Live, junto a nombres como Depeche Mode, Kings of Leon, Standstill, The Hives o Green Day. Espectáculo asegurado.

Texto y foto por mED Vega. (A Girl, his Cat & the Spiders from Mars…)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!