No importa si uno se acerca a esta obra y no gusta de cadenas, hachas o tachuelas, que sienta vergüenza ajena de Manowar, con o sin la colaboración de Bertín Osborne o que no se le tenga el respeto que merece a Lemmy, aunque esto último habría que mirárselo y remediarlo. En definitiva da igual lo poco que uno se sienta atraído por el Heavy Metal porque ANVIL! The Story of Anvil va muchísimo más allá de lo evidente, esto es una historia de AMISTAD, esto es una historia tan grande como el Rock, tan emotiva como la vida. Un conciso y hermoso retrato de la condición humana y del imperturbable espíritu que poseen sus dos entrañables protagonistas.

Pongámonos en situación, Anvil es un grupo de heavy metal canadiense que lleva en las carreteras y currándoselo desde el ’78 con mucha más pena que gloria, cuya andadura es poco más afortunada que el paso del Tren Valencia por el Calderón. A pesar del ostracismo de su carrera musical su influencia es patente en grupos como Slayer, Metallica, Anthrax o Megadeth o al menos eso afirman algunos de los componentes de dichas bandas en el propio documental. Los dos miembros principales y perpetuos de Anvil son Lips, voz y guitarras y Robb Reiner, tocayo del director de Spinal Tap, a la batería. Su “éxito” más sonado es Metal on Metal, disco del 82, cuya canción que le da título es todo un pepinazo del metal con todas las letras. Pero con todo, esto es lo de menos.

La película realizada por Sacha Gervasi, un fan incondicional del grupo, comienza en el punto más alto en la carrera de la banda. Era verano de 1984 y actuaban ante decenas de miles de espectadores en el Super Rock Festival de Japón, y lo hacían junto a formaciones como Bon Jovi, Scorpions y Whitesnake, grupos legendarios que venderían millones de discos, Anvil en cambio jamás dio el salto. Se intercalan imágenes de esa gloriosa actuación con las opiniones y pareceres de gente como Slash, Scott Ian de Anthrax o Tom Araya de Slayer y del mismísimo Lemmy, todos alabando al grupo y preguntándose la razón de que no llegasen más alto, salvo Lemmy que obviamente conoce la respuesta. A falta de Bono está Lars Ulrich como personaje perenne de un documental de rock.

Tras esta introducción retrospectiva la acción se va hasta el por aquel entonces presente, 2008, donde Lips trabaja repartiendo comida en Toronto y Reiner sobrevive como obrero. No tienen un duro, tocan en pequeños antros para unos cuantos fans, son cincuentones, cada vez están más gordos y tienen menos pelo, pero cuando hablan de música transmiten la misma pasión que unos quinceañeros, como si no supiesen lo que es chocar con la incomprensión del mundo una y otra vez. Es esa pasión, esa fe, esa lucha sin cuartel por reclamar el reconocimiento que merecen y se les niega, esa capacidad de sacrificio y ante todo esa sólida amistad fraguada a base de golpes y buenos momentos lo que hacen de este documental una pieza que encantará y sacudirá a cualquiera que ha amado la música en general y particularmente a todo aquél que conoce lo que es la frustración, a todo aquél que conoce el sabor agridulce de perseguir un sueño y choca contra un yunque de indiferencia, o para quien ha visto como su talento se marchitaba para acabar evaporándose en la nada. Tan poderoso como el Heavy Metal.

Por supuesto no es todo emoción, hay cabida para todo tipo de anécdotas y es tan fácil sentir empatía y solidaridad por estos simpáticos chalados como sonreír ante alguno de los infortunios y las miserias que sufren en la gira europea que se relata en la película, pero qué desastre de mánager (¿?) que tenían por Dio.

La amistad y la familia son lo más importante y en eso Anvil son auténticas estrellas. Pueden estar más que orgullosos de lo que tienen, de lo que han logrado y del espinoso camino que han recorrido. El final de la película es una maravilla y llena de esperanza hasta al corazón más metálicamente hermético. Tan conmovedor como recomendabilísimo. Up the Yunque!

Med Vega (we are the road crew)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!