The Afghan Whigs siempre nadaron a contracorriente. Los de Greg Dulli siempre estuvieron a otras historias. A principios de los noventa fichan por el mítico sello Sub Pop, cuna del grunge y la escena musical de Seattle que empieza a petarlo, pero los de Cincinnati deciden alejarse del sonido crudo y sin artificios del momento para abrazar sudorosos sonidos soul funk setentas. Mezclaron a Led Zeppelin, Hüsker Dü y Replacements con Temptations, Marvin Gaye y James Brown. Estilizaron sus impenetrables riffs dentados hasta convertirlos en cinematográficos círculos viciosos que rompían en una épica casi sexual. En los vídeos y conciertos de la época se presentaban trajeados y elegantes, siempre de punta en blanco. A su puta bola. En Sub Pop despacharon Up in It y el maravilloso Congregation, antes de dar el salto a una multinacional y de alcanzar su cumbre creativa con Gentlemen y Black Love. En Gentlemen, Dulli exploró, como ningún otro artista coetáneo suyo, el lado más oscuro del amor. Volcó con una sinceridad apabullante toda la frustración, el rencor, el arrepentimiento o el dolor que puede dejar una relación amorosa que ha descarrilado como un tren. Incluso aportando la versión femenina de la historia (My Curse). Con 1965 volaron alto una vez más y completaron una trilogía imbatible antes de desbandarse. The Afghan Whigs siempre fueron otra cosa.

Ladies, let me tell you about myself
I got a dick for a brain
And my brain is gonna sell my ass to you
Be Sweet (Gentlemen, 1993) 
Afghan Whigs

Afghan Whigs volvieron a las andadas a finales de 2011. Primero con una serie de conciertos, con parada por el Primavera Sound incluida, y más tarde, ya en 2014 y previa bajada del carro del guitarrista principal Rick McCollum, con disco de retorno. Do to the Beast, de nuevo en Sub Pop, y que es un claro sí pero no, que no pero sí. Esta temporada se redimen con In Spades.

En In Spades los Afghan Whigs vuelven a ser esa banda diferente y necesaria que rezuma clase, épica y honestidad. Greg Dulli vuelve a retratar como nadie el lado oscuro y los aspectos más jodidos de las relaciones mal llamadas románticas.

Ya en Do to the Beast, los Afghan Whigs no se nos presentaban interesados en torpes ejercicios de nostalgia. No pretendían forzar la maquinaria para revivir sonidos pretéritos tanto como retomar sensaciones y evolucionar desde donde lo dejaron. Quizás se vieron obligados a tomar nuevos derroteros, sin abandonar su esencia en ningún caso, por la marcha de Rick McCollum, que sin ser único responsable de la marca Afghan Whigs, sí que se antojaba clave su aportación en el sonido de la banda ese punto imprevisible suyo a las seis cuerdas.

En In Spades las canciones aún residen en el reverso tenebroso de la psique humana tras una relación tormentosa. Greg Dulli vuelve a mostrarnos el lado oscuro del romanticismo. La cama como campo de batalla. Desde la fanfarronada del que se cree un depredador sexual a la melancolía y el patetismo del perdedor que no supo estar a la altura de las circunstancias. Dulli nos presenta como la memoria se va desdibujando hasta crear espectros distorsionados de lo que un día fue amor y pasión y que ahora se han transformado en odio, caos y fuego.

Afghan Whigs - In Spade

En un disco corto, apenas 36 minutos, pero expansivo y que deja poso, Birdland no sólo ejerce de perfecta introducción. El tema también marca el tono para el álbum. Creando el ambiente de nocturnidad, alevosía y elegancia idóneo para que todo fluya. En menos de tres minutos, Dulli se confiensa mostrando una vulnerabilidad que rezuma clase y saber hacer. Donde otros resultarían ridículos, él está enorme. La canción desemboca en Arabian Heights. Una de esas composiciones, como pasará con otras como Toy Automatic o The Spell, donde la banda se expande a nuevos territorios. Terrenos quizá ya explorados por los Twilight Singers, el otro grupo mayúsculo de Greg Dulli (con permiso de los Gutter Twins junto a Mark Lanegan y a los que podríamos tildar de proyecto) pero que casan a las mil maravillas con la esencia y el alma del disco. Arabian Heights cuenta con un riff abrasador con sabor al Achilles Last Stand zeppeliano y de toques exóticos, tal y como apunta el título, de aromas árabes.

Demon In Profile desde el comienzo a ritmo de un amenazador piano ya huele a los Whigs más clásicos. Junto a otras como Light as a Feather y Copernicus, aquí encontramos todo lo que se puede esperar de grandes composiciones made in Afghan Whigs. Guitarras poderosas, épicos crescendos, la chulería de Dulli desgañitando su devastada garganta, sudor, sexo y cine en lugares de lo más siniestros. Siniestro y sexy también resulta Oriole. Un tema de lo más sugerente que encierra poderosas metáforas sobre ocultismo y un destino que el protagonista se niega a querer aceptar. Cabe mencionar que durante la grabación del disco, el guitarrista Dave Rosser estuvo lidiando con un cáncer de colon inoperable. Su enfermedad sobrevuela el disco con tanta fuerza que su sombra impregna la obra. Mucho de esto puede percibirse en I Got Lost. Un baladón empapado en tristeza donde Dulli parece lidiar como buenamente puede con el estado de su compañero y, sin embargo, amigo. Rosser también formó parte de los Twilight Singers y Gutter Twins. A finales de junio, un par de meses después de la publicación de In Spades, Dave Rosser fallecía.

El disco se cierra en alto con otro tema de lo más cinematográfico, Into the Floor. Greg Dulliestudiante de cine en la Universidad de Cincinnati que nunca filmó un largometraje, y que no ha necesitado rodar una sola película para desarrollar una carrera, con los Afghan Whigs a la cabeza, capaz de transmitir emociones, construir ambientes y recrear historias con una fuerza y un lenguaje propio del séptimo arte. The Afghan Whigs siempre han sido otra cosa.

The Afghan WhigsDemon In Profile

Your attention, please
Now turn off the light
Your infection, please
I haven’t got all night
Ojo cuidado con Tyrion
En la siguiente season
De Game of Thrones

Med Vega (Divination, cleromancy, comes the card that I refused to see).

The Afghan Whigs - In Spades
4.2Nota Final

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies